Seleccionar página

GLOSARIO

Importancia de las fases de riego.

¿Por que el riego se produce en distintas zonas del jardín cada vez y no en todo el jardín simultáneamente?

Veremos los motivos principales.

Presión y caudal disponible.

Presión.

Los equipos de riego necesitan una presión determinada para entregar un caudal de agua constante. De las limitaciones de presión que tengamos dependerá el tipo de equipos de riego que instalemos (difusores, goteo. aspersores) e incluso la necesidad de instalar un grupo de presión de agua que nos garantice la presión de trabajo de diseño.

Caudal.

No se suelen mezclar equipos de riego con distinto caudal. Las toberas rotatorias entregan una cuarta parte de caudal frente al entregado por los difusores.

La elección del tipo de aparato de riego es determinante en el diseño de las fases de riego. Veámoslo con un ejemplo:

Tenemos una pradera de césped que por su superficie y geometría podemos regar con toberas difusoras o con toberas giratorias, y queremos saber cuantas fase de riego necesitamos. Lo primero que haremos será averiguar el caudal y la presión disponible en la línea de alimentación de agua. Debemos elegir entre difusores con un consumo de 100l/h y toberas rotatorias con 20 l/h, ambos con el mismo alcancede riego en metros. Si el caudal disponible es de 400 l/h y necesitamos instalar 10 aparatos de riego, llegamos a las siguientes conclusiones:

  1.  Con difusores necesitaríamos un caudal simultáneo de 1.000 l/h del que no disponemos. Instalaremos 3 fases de riego (tres líneas independientes con su correspondientes electro-válvulas), cada fase con un caudal de 300 l/h.
  2. Con toberas rotatorias necesitamos un caudal simultáneo de 200 l/h. Por lo tanto una y única fase de riego será suficiente.

En otros casos el caudal mínimo demandado por el jardín no puede ser satisfecho por la línea de alimentación de agua existente. La instalación de un depósito de agua nos asegura le riego ininterrumpido. Una buena automatización y control del riego permitirá ajustar los tiempos de llenado del depósito entre fases de riego.

Ver control de riego con contador de impulsos.

Las plantas.

¿Qué tipo de plantas hay que regar?

  • En caso de que haya plantas con necesidades hídricas muy distintas, habrán de colocarse en diferentes parterres.
  • Del mismo modo, se agruparán en un mismo sector aquellas que tengan necesidades hídricas similares.

El terreno.

¿Qué tipo de suelo tiene la parcela de riego? Además de esto, ¿existen desniveles en el terreno?

  • Porque, de ser así, habrá que tener en cuenta complementos como válvulas antidrenaje en los emisores instalados sobre pendientes.

La exposición al sol.

¿Qué orientación tiene la parcela? ¿Cuántas horas de sol diarias recibe? ¿Hay
partes que quedan a la sombra más tiempo que otras?

  • Es importante marcar aquellas zonas con exposiciones al sol muy diferentes para tenerlas en cuenta a la hora de agrupar los emisores dentro de válvulas de riego.
A %d blogueros les gusta esto: